• Queen Elena

Resist Much. Obey Little.

No pienso seguir las reglas. Ni en mi vida, ni en mi closet. 




Hace poquito leí en alguna red social de alguna blogger, una frase que decía algo como "las personas fueron creadas para ser amadas y los objetos para ser usados. Por qué vivimos en una época en la que amamos las cosas y usamos a las personas?". No podría estar más de acuerdo. 


Últimamente he tenido mucho tiempo para dedicarme a mi misma, para pensar en lo que quiero ser y en lo que he dejado de ser y en medio de toda esa reflexión personal, me di cuenta que uno, en el paso por la vida, es muchas cosas. Es difícil para mi expresarlo y explicarlo en palabras, pero a lo que me refiero es que no soy lo mismo que fui hace 2 meses y lo que soy hoy no es lo que voy a ser en un tiempo. Cuántos "yos" dejamos en el camino en la búsqueda de lo que seremos? Suena muy filosófico y muy enredado, pero eso me lleva a pensar que por nada del mundo quiero hacer parte de la masa que se sienta a comer con sus amigos, se la pasa pegado del celular y no disfruta de la compañía física de la persona que tiene al frente. Quiero ser recordada como un ser que siempre dio todo su corazón en cada momento (por más mínimo e insignificante que sea. El solo hecho de existir, hace que merezca la pena meterle el corazón). No quiero ser recordada como la persona que tuvo miedo de ser herida entonces se ocultó tras sus redes sociales antes de amar locamente. Amar locamente a sus amigos, a sus familiares, al tipo que conoció ayer en un bar... A la final, para eso somos personas. Para amar. 


En fin, quería hacer esa reflexión por que tuve un fin de semana muy feliz. De recordar momentos pasados que me hicieron lo que soy hoy, de dejar ir recuerdos que dañan, de construir una nueva yo. Y creo que empezó desde el fondo de mi corazón y luego creció en la superficie, con lo que visto. Mis dos nuevos "mottos" de vida son: 1. Nunca toques nada con la mitad de tu corazón y, 2. Resiste mucho. Obedece poco. Mi ropa responde a eso. Chaqueta bomber de cuero de mi papá cuando tenía mi edad, camisa blanca básica de Zara, jeans rotos y muy cómodos de Forever 21 y nuevos zapatos de Stradivarius. Los accesorios son regalos de mi mejor amiga. Un statement de como me siento y como me quiero sentir. No pienso seguir las reglas. Ni en mi vida, ni en mi closet. 



Fotos de Andrés Castillo.