• Queen Elena

Resumen: Tendencias Primavera - Verano 19.

Actualizado: 5 de mar de 2019

Un resumen de las tendencias más importantes que ya estamos viendo en retailers de moda y ya fueron adoptadas en la calle.



Éste es un resumen de todas las tendencias que vimos en pasarelas en el mes de la moda de septiembre de 2018, cuando todas las grandes casas de moda presentaron en Nueva York, Londres, Milán y París sus colecciones para primavera y verano de 2019. Esto significa que aunque las habíamos visto en pasarela desde hace seis meses atrás, hasta ahora empiezan a llegar a tiendas y comienzan a ser adoptadas por las masas en las calles. Recordemos que así funciona el calendario de la moda: seis meses atrás.


La mayoría de las tendencias que vamos a ver, ya han sido adoptadas por el street-wear, es decir, ya podemos ver a grandes bloggers, it girls y sobre todo, a las grandes marcas de fast-fashion copiándolas en sus tiendas a precios super asequibles, lo que permite que todos podamos encontrarlas y usarlas fácilmente.


Septiembre de 2018 estuvo lleno de sorpresas y sobre todo, tuvo una mezcla muy barbara de tendencias: desde el revival de la vida californiana en los 70s con el Tie Dye y el submarinismo, pasando por el nuevo brillo nocturno traído a la mesa por Yves Saint Laurent y Celine, llegando a el rococó en colores vibrantes presentado en bandeja de plata por el siempre fantástico Alessandro Michele en Gucci.


Hay mucha tela por cortar, así que comencemos!


1. That Californian Feeling.


En las pasarelas de Prada, Stella McCartney, Victoria Beckham y Dior (entre otras) vimos la añoranza por el siempre paraíso vacacional: California. Para nadie es un secreto que la temporada de primavera y verano es la que esperamos con tanto anhelo en el corazón después de vivir meses debajo de capas y capas de ropa para protegernos del inclemente frío. Quisiéramos poder vivir en Los Angeles, vestidos con shorts cortos y tomando coctelitos debajo de las palmeras y lograr (mágicamente) el color de piel que todas las californianas tienen por naturaleza -imagino que nacen de ese color-. Es esa precisamente la principal apuesta de la temporada: después de ver la puesta en escena playera de Karl Laggerfeld para el que sería una de las últimas presentaciones a cargo de Chanel, entendemos que la inspiración innegable que nos deja la playa, el sol en nuestras caras y la sal en nuestro cuerpo ha sido trasladada a lo que veremos muy de moda dentro de pocos días en las calles.


Como principal declaración vacacional encontramos el Tie Dye en básicamente todas las prenda: faldas, camisetas, pantalones, vestidos... Básicamente todo lo que haya sido en tela tinturable. La mejor manera de usarlo: total look.


Luego, encontramos la inspiración "submarina" que es, básicamente, usar en la calle lo que usaríamos si fuéramos surfers o buzos como declaración de estilo de vida. Lo encontramos en colores negros, pasando por rosas y azules claros. Es una de las tendencias más difíciles de aplicar en la calle, pero seamos sinceros... Se ve increíble.


Por último, el Ad Lib se toma la calle. Ésta es, sin lugar a dudas, mi tendencia favorita. Nace de la necesidad de devolverle el valor a las piezas prosaicas: mallas para pescar por encima de cualquier otra. Hecho a mano le da un valor adicional: lo que buscamos es el efecto manufacturado. Es la intención de ser sofisiticado pero de una manera sencilla. Usa un vestido de malla con un cinturón a la cintura y unos stiletos y serás la Belle of the Ball.


El Tie Dye ya lo podemos encontrar en Bershka y Zara y el Ad Lib podemos encontrarlo en tiendas locales como Palma Canaria con su oferta de bolsos hechos cestas.


2. ¿Nos vamos de excursión?


La industria no deja de lado lo que sabe que la gente quiere, y esto es los hobbies al aire libre: el ciclismo, la trotada, la pesca, se fusionan con el outwear formal y se convierte en la tendencia deseada de la temporada. Una mezcla entre sastre y deporte se toma las calles en forma de comodidad. Chanel, Roberto Cavalli, Mugler, Ferragamo, entre otros son los culpables.


Los bolsos XL se presentan en la mayoría de las pasarelas, en forma de comodidad por encima de todo. Cuando estamos de vacaciones, llevamos con nosotros todo lo que podamos necesitar para enfrentarnos a los mosquitos de la excursión y al sol de la playa, así que es absolutamente necesario poder contar con un espacio lo suficientemente amplio y cómodo para llevar todo esto, más nuestra agenda, cámara y portátil, por que lo uno no quita lo otro: working girl por encima de todo.


Luego, encontramos a mi gran enemigo: los shorts de ciclista. Los vimos en la temporada de otoño-invierno y lastimosamente, volvieron a llegar en primavera y verano. La tendencia es usarlo con blazer extra over sized y botines. Ustedes juzguen, yo sinceramente no creo que los use nunca jamás, pero la verdad a mujeres como Aimee Song se le ve increíble el look.


Por último, el calzado chunky: entre más grande la suela mejor. La tendencia la vemos crecer y crecer en las calles. Encabezado por Balenciaga y Luis Vuitton, toda it girl que se respete tiene un par. La verdad, yo los amo. Siento que se pueden combinar con cualquier cosa y se ve ordinariamente cool.



Los chunky soles los encuentran en lugares como Adidas, Seven Seven o Zara, mientras que las mallas las consiguen en Adidas.


3. Contra posición de estampados y colores.


La primavera es la temporada del color por naturaleza: las hojas vuelven a su verde vital y dejan atrás la decadencia del invierno gris, las flores vuelven a florecer y el suelo cambia la capa de nieve blanca por una capa color arco iris que regala la magia de los días azules. Esto se extrapola a la moda: los color obvios son los rosas, amarillos, azules, verdes... Entre más color mejor! Aunque el blanco es también el color al que nos acercamos por razones obvias de temperatura, preferimos sobre todo el salpicón en el outfit diario.


Sin embargo, en esta temporada 2019 nos enfrentamos a dos vertientes de color:


1. El estampado: el pitón naciendo en 2018 para quedarse en el 2019, vs. los lunares que son el estampado inmortal de la elegancia y que nació para quedarse hasta el fin de la historia.


2. El neón vs. el camel. Ambos naciendo en el otoño-invierno del 2018 y madurando durante la temporada de la primavera, manteniéndose vigentes y antagónicos.


Visto en Off White, Burberry, Carolina Herrera, Victoria Beckham, entre otros.



4. La exageración, el rococó, el todo con todo, la exquisitez.


Visto en Luis Vuitton, Dolce and Gabanna y Gucci (ente otros), ésta es la corriente más hermosa de la temporada. Imaginen lo que usarían una fiesta en el jardín en donde Maria Antonieta es invitada de honor. Ahora multipliquenlo por 1000 y vuélvanlo lo más extra posible.


Desde estampados florales, pasando por volantes, por lazos, por velos, por transparencias, plumas, perlas, encaje... Sobre todo flores... Así lo neguemos, las flores son y siempre serán el must número uno durante la primavera. ¿Y como podrían no serlo?. Es la temporada perfecta para vestirlas estampadas en materiales románticos y femeninos como el velo. Sobre todo en 2019 la industria ha aceptado éste tipo de estampados y materiales ultra femeninos como diferencial a los estilos más neutros que han llegado a pasarelas como parte de la lucha feminista anti-estereotipo femenino, y todos estamos felices. Se viene la temporada del jardín de flores: idealizado y cargado de tul, flores grandes, maxi mangas, plisados en las faldaas, faldas mini de satin y lazos. Lo encuentran en Maygel Coronel, en Silvia Tcherassi, en Tres, en Especia, en Johana Ortiz... El diseño colombiano ama esta corriente.


El amarillo, por otro lado, se toma el romanticismo y lo lleva a otro nivel. Usando siempre en total look y sobre materiales como el satín, se convierte en la referencia perfecta del feminismo cómodo y sinvergüenza.


Los detalles maximalistas de ésta tendencia no se quedan solo en la prendas de vestir, llegan también a los accesorios favoritos de las bloggers: los hair clips. Usados en capas (uno sobre otros, sobre otro, sobre otro), siempre en perlas, o brillantitos, o en carey con logomanía en él, son el complemento perfecto para el outfit más romántico de la temporada. Ya pueden encontrarlos en Zara.




5. El nuevo sexy vs. El nuevo work wear.


La obvia ropa de trabajo, el nuevo sastre y la ropa de noche se mezclan en una sola tendencia con obvia inspiración militar y feminista.


Cuando hablamos de work wear, nada de lo que vemos hoy en tiendas es realmente una novedad. Veníamos viendo monos, pantalones cargos, pantalones y faldas con muchos bolsillos y colores como el camel y el verde militar durante varias colecciones, pero en esta temporada vemos una mayor aceptación de la masa por esta tendencia.


Por otro lado, la eterna disputa entre el sastre siendo siempre masculino y las mujeres queriendo poder usarlo como símbolo de liberación e independencia, encuentra en ésta temporada su punto medio: andrógino. Encontramos sastres de bermudas, faldas mini o midi, pantalones extra over sized y blazers cortos pero con mangas con mucho volumen que difícilmente nos permiten ubicarlos en una prenda para sexo femenino o masculino. Está justo en la mitad.


El nuevo sexy se ve trasladado en la ropa de fiesta/noche. Visto sobre todo en Celine y en Yves Saint Laurent, el cuero, el brillo, la lentejuela, las mini faldas y las chaquetas tipo smoking corto se toman las discos. Son éstos los mejores aliados para salir de fiesta durante la temporada, aunque no está de más, recordar que el brillo puede ser usado de día siempre y cuando se mezcle con una prenda casual de algún material como el popelin.


El work wear pueden encontrarlo en Zara, mientras que el nuevo sexy lo vemos vigente siempre en Bershka. Con la sastrería siempre es mejor ir donde los expertos: Atelier Crump.



Cuéntenme qué piensan. ¿Usarían alguna de las tendencias? ¿Ya son adictos a alguna? Si están muy antojados de una y no la encuentran, no duden en escribirme y les ayudo a buscarla!





Siempre suya, Queen Elena.





*Fotos tomadas de Pinterest, Vogue, WGSN, BOF.